drfleiderman@gmail.com
Clínica Los Andes - 226183100 · HTS - 225157777

Manejo del Dolor

Las infiltraciones espinales abarcan varios procedimientos cuyo objetivo es el alivio del dolor y algunas veces el diagnóstico de la zona generadora del dolor en la columna. Se realizan en pabellón ambulatorio, bajo sedación, anestesia local y rayos.

Dentro de las infiltraciones más frecuentes se encuentran:

  • Bloqueo facetario Cervical/Torácico/Lumbar: se infiltra con una solución mezcla de anestésicos y corticoides las articulaciones de la columna llamadas facetas.
  • Bloqueo radicular selectivo cervical/torácico/lumbar: se infiltra con una solución mezcla de anestésicos y corticoides una raíz nerviosa que puede estar afectada por una hernia lumbar, una estenosis u otra patología.
  • Bloqueo transforaminal: se infiltra con una solución mezcla de anestésicos y corticoides a través del orificio de salida de una raíz nerviosa, denominado forámina.
  • Bloqueo Sacroiliaco: Se infiltra con una solución mezcla de anestésicos y corticoides una o ambas articulaciones sacroiliacas, en pacientes con sacroileitis rebeldes al tratamiento conservador.
  • Bloqueo coxigeo: Se infiltra con una solución mezcla de anestésicos y corticoides el coxis, en pacientes con coxigodineas rebeldes al tratamiento conservador.

La rizotomía lumbar o cervical es un procedimiento más avanzado que las infiltraciones consistente en la denervación mediante radiofrecuencia de la inervación sensitiva de la zona generadora de dolor, generalmente la faceta, que se reserva para los casos en que ha habido una buena respuesta a las infiltraciones, pero el dolor reaparece en el tiempo.